8 oct. 2011

Why the things only happen once?

¿Has tenido alguna vez esas inmensas ganas de gritar? ¿De liberar en un solo chillido todo lo que llevas dentro? Pues yo sí, ahora mismo tengo esa necesidad. La necesidad de soltar todo lo que tengo aquí dentro, en mi corazón. De contarle al mundo todas mis preocupaciones y todas mis alegrías, de soltar que no aguanto más, ni un solo día más sin ti. La necesidad de gritarle a todo aquel que pase por mi lado que te necesito, sin entender muy bien aún el porqué. ¿Alguna vez has sentido que por mucho que todos a tu alrededor estén contigo, tú te sientes sola? Es duro sentir soledad, y más cuando sabes que no hay una razón para poder sentirte de dicha manera. ¿Sientes que todo empieza a afectarte? ¿Qué nada va bien? Sé cual es esa sensación. Porque no siempre tiene que haber un motivo por el que estar mal, o para sentirlo así. Muchas veces nos preocupamos por algo sin saber porqué, o sin saber que nos está pasando. Y es entonces cuando llega el momento en el que te das cuenta de que, no siempre tenemos respuestas para todo, y de que no siempre podemos saber todo al momento. Deberíamos saber que todo pasa en su debido momento, y es por eso que cuando pasa algo, no entendemos la razón, es a la larga cuando las entendemos, por mucho que en ese momento necesitemos una respuesta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario