10 may. 2011

Las apariencias engañan..

Que me mantenga en pie no significa que no me encuentre echa mierda. Que siga adelante no quiere decir que pueda seguir. Que sonría no quiere decir que es lo que quiera hacer. Que diga, "tranquilo, estoy bien" a todo el que pregunta no quiere decir que sea así. A todos los que me decís que escuche al corazón os propongo unas preguntas, ¿Y si el corazón falla? ¿Y si el corazón se equivoca? ¿Y si a nuestro alrededor hay tanto ruido que no logramos escuchar lo que este dicta?

Nunca me había sido tan complicado el hecho de tomar una decisión, decisión nada fácil y para colmo capaz de herir a muchos.. Lo peor de todo es que sea cual sea mi decisión alguien acabará sufriendo. Dicen que el que no arriesga no gana, pero por experiencia sé que el que arriesga todo acaba perdiendo SÍ O SÍ y yo estoy cansada de perder, caer, sufrir, llorar, fingir... cansada de tanto, harta de tantos. Por favor, que se pare el mundo que yo me bajo o de lo contrario, tendré que saltar mientras éste continúa su marcha.