10 oct. 2012

Just like heaven.

¿Quieres entender qué es un año de vida? Pregúntaselo a un estudiante que acaba de suspender el examen de fin de curso. ¿Un mes de vida? Díselo a una mujer que acaba de traer al mundo a un niño prematuro y espera que salga de la incubadora para estrecharlo entre sus brazos, sano y salvo. ¿Una semana? Que te lo cuente un hombre que trabaja en una fábrica o en una mina para mantener a la familia.  ¿Un día? Háblales del asunto a dos que están locamente enamorados uno de otro y esperan el momento de volver a estar juntos. ¿Una hora? Pregúntale a una persona claustrofóbica encerrada en un ascensor averiado. ¿Un segundo? Mira la expresión de un hombre que acaba de salvarse de un accidente de coche. ¿Y una milésima de segundo? Pregúntale al atleta que acaba de ganar la medalla de plata en los Juegos Olímpicos, en vez de la medalla de oro para la que lleva toda su vida entrenándose. 
'La vida es mágica, Arthur, y hablo con conocimiento de causa, porque desde que sufrí el accidente saboreo el premio que es cada instante. Así que, por favor, aprovechemos todos estos segundos que nos quedan.' 

7 oct. 2012

Cause I can love you more than this..


¿Cuántas cosas  no te habré dicho por miedo? ¿Cuánto has callado todo este tiempo? Poco importa ya, unos segundos son suficientes para hablar sin palabras. Un "te quiero", un "siempre me has gustado", un "hasta luego", un "nos veremos pronto", "te voy a extrañar", "cuídate". Un "eres lo más importante", un "tengo miedo de lo que vendrá", "me ha encantado conocerte", "ha sido fantástico" y "muchas gracias por todo". "Eres especial, perfecta" y un "por favor no me olvides". Todo eso resumido en un beso. "Quédate conmigo, por favor, no te vayas, no quiero echarte de menos, no quiero tenerte lejos". "Jamás había conocido a alguien como tú". "Nunca nadie me ha hecho tan feliz".