16 ene. 2011

Bendito verano, bendita sea la llamada de teléfono.



¿Qué más dará no ser mejores amigas, qué más dará no estar en el mismo grupo, qué más dará no ir a la misma clase, qué más dará no vernos todos los días, qué más dará que no nos conozcamos desde siempre, qué más dará no poder hablar tampoco todos los días.. qué más darán todas esas cosas y muchísimas más. Si para mí, cada segundo que estoy con ella, cada vez que la miro, cada vez que me habla, cada vez que me escucha y luego me cuenta sus problemas, cada vez que noto que está a mi lado, eso es lo que más me importa?
 Porque ella no lo sabe, ni yo sé demostrárselo, pero para mi, es esa persona que necesito tenerla toda la vida a mi lado.
Si ya no encuentro la palabra exacta, tú que llegaste por casualidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario