1 feb. 2011

Pase lo que pase y cueste lo que cueste.

No voy a rendirme. Esa no es una de mis opciones. Quiero seguir adelante, con paso firme y cabeza bien alta. No quiero caer, pero si caigo tendré a alguien a mi lado. Por eso no voy a rendirme, no quiero rendirme. Es más, odio rendirme. Solo sé que si hago todo esto es por una sola razón. Si fuera cualquiera otra razón me lo pensaría,pero tratándose de ti, el asunto da un giro de 360 grados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario