16 feb. 2011

Dicen que en la vida no se puede tener todo y cuando llegaste a mi vida ese mito quedó roto.

No sé quien está más perdido de los dos, si tú o si yo. No sé si seguir jugando a este juego o darme por vencida, si luchar o perder la esperanza. Me paro a pensar y pienso si merece la pena seguir luchando por lo nuestro, por esto, llámalo como quieras. Porque no sé ni yo cómo llamarlo. Los dos sabemos que entre tú y yo no hay solo una simple amistad, porque se ve a la ligera, todo el mundo lo nota. ¿Me vas a decir que lo que pasó no te gustó? Sí, sabes que te gustó, porque repetiste, quisiste repetir, tú fuiste quien lo pidió, ¡no yo! Porque surgió. Ninguno de los dos lo forzamos, pasó porque tenia que pasar, porque tarde o temprano los dos sabíamos que pasaría. No me digas que no te lo esperabas. Me buscabas, me buscabas una y otra vez... hasta que me encontraste. Y cuando me encontraste tuviste lo que querías, pero al conseguirlo dijiste que no estabas preparado. ¿Preparado para qué? Mírame a los ojos y dime que pasas de mí, que todo fue un error y que no volverá a pasar. Siempre has dicho que cumples tu palabra, y dijiste: ¿Repetimos por última vez? ¿Última? No por favor. No cumplas esta vez tu palabra, porque sabes que haré hasta lo imposible, que removeré cielo y tierra hasta conseguir lo que quiero. Cuántas veces te habré dicho que, si me lo propongo lo consigo. Hace tiempo me propuse que tus labios besaran los míos y lo conseguí. Así que...  lucharé. Porque no tengo nada por perder, o eso creo. Me entran las dudas otra vez, porque al fin y al cabo yo para ti solo he sido una más, o eso me das a entender.  Me has dicho tantísimas veces que soy la razón por la que sigues adelante, que cuando te levantas solo quieres verme, y que por mí sonríes, que sin mí te mueres, sin mis abrazos, sin mi sonrisa, sin mis tonterías, que no sabes que sería de ti sin mis preguntas tontas.. Pues eso, que o juegas conmigo o ni tú sabes lo que quieres.. Y te pido una cosa: arriesga, ama. besa, lucha, vive, sonríe... pero hazlo conmigo. 

- ¿Juegas?
-¿A qué?
- El juego se llama seducir, el primero que se enamore, pierde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario