4 mar. 2012

Un día más es un día menos, al menos ahora no nos echamos de menos si no nos vemos.

Aún recuerdo ese último día. Recuerdo el lugar, el día, la hora, las palabras exactas, recuerdo hasta la ropa que llevábamos los dos... lo recuerdo todo. Yo iba nerviosa, escuchando música, bueno, los dos íbamos escuchando música. Recuerdo la canción que sonaba en mi móvil: "Dime que este amor se acabó, dime que no piensas en mi, que lo nuestro ya terminó, que no te importa verme sufrir.." No podía evitar escuchar esa canción, supongo que porque necesitaba concienciarme de lo que pasaría. Creía que no habría un mañana, creía que después de ese día, nuestro último día juntos, yo no podría seguir adelante. Tenía miedo a esas palabras, a ese "adiós". No quería escucharlo, y en contra de mi voluntad lo tuve que escuchar.. y aunque fue doloroso, no me arrepiento de nada de lo vivido hasta ahora. Hoy volveremos, volveremos a ese banco, volveremos a ese lugar que tantas veces vio como nos hicimos uno. Volveremos a reír juntos, volveremos al pasado por un instante. Y aunque sea de distinta manera, tampoco sé como será la reacción de ambos. Supongo que dos besos, y un "hola" servirán para pasar un rato a gusto, los dos juntos, después de ocho meses.. En el fondo, las cosas buenas no deberían cambiar nunca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario