14 nov. 2011

Él me mira y no lo entiende: ¿Qué ha sido de ella? Ella, la chica que conocía perfectamente, la que es obstinada, la que tiene la sangre caliente, que gana o que pierde, para la que el empate no existe; esa que sólo tiene días sí y días no, nunca días quizá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario